Opinión

Trampas en el deporte

Entrenamiento bici

Creo que el título de hoy es bastante esclarecedor en cuanto al tema que quiero tratar.

Definiría la palabra trampa como cualquier acto que se salte el reglamento de un deporte con la finalidad de mejorar el rendimiento o los resultados de una competición. Me gustaría separarlo en dos categorías. La primera engloba el propio doping, o trampas destinadas a mejorar el rendimiento como deportista. La segunda trampas de cualquier otro tipo que ayuden a ganar o a adulterar una competición.

El doping

El motivo de que trate hoy de este tema es, en gran parte, por una noticia que vi ayer en Internet y que corrió como la pólvora por las redes sociales. La noticia decía que se había suspendido una prueba deportiva por la fuga masiva de participantes cuando se conoció que habría control antidopaje. Aunque muchos y muchas la habréis visto, no quiero ni siquiera mencionar de que deporte se trataba ya que no es relevante para mí, lo quiero tratar de una manera más global.

No concibo arriesgar tu salud con prácticas insanas en ninguno de los casos. Pero creo que podría llegar a imaginar que a alguien que se esté jugando el salario con ello, pueda llegar a pasarse tal idea por su cabeza, aunque debería desecharla de inmediato. A nivel popular ya es una auténtica locura, jugarte la salud por orgullo o ego…

Igualmente creo que si en más de una de las carreras a las que cualquiera de nosotros acudimos, hicieran controles, nos llevaríamos más de una sorpresa. Y es realmente triste que la practica de una afición, que se te puede dar mejor o peor, te lleve a estos extremos.

Tampoco puedo llegar a pensar de que modo una victoria o una mejora en tu clasificación, en una competición que has disputado haciendo trampas, puede llegar a hacerte sentir mejor. Quizás yo sea demasiado legal o demasiado obseso con este tipo de temas, pero quiero conseguir las cosas por mí mismo y legalmente. Como ejemplo, tengo en mi móvil una aplicación de la Agencia Estatal Antidopaje llamada «No DopAPP», la cual con una simple búsqueda nos permite saber que podemos y que no podemos tomar. Y yo mismo he buscado medicamentos antes de tomarlo en los días previos a una competición. Muchos diréis que es una bobada, pero yo funciono así. Si tomar algo (aunque sea con otra finalidad) me hace bajar minutos en mi marca, o quedar el 23º en vez del 25º no me haría estar conforme. Quiero ser yo con mi esfuerzo y entrenamiento quien logre hacerlo lo mejor posible.

Trampas generales

Cuando hablamos de trampas en competición a todos se nos ocurre como primera opción «el atajo». Que triste querer ganar o mejorar posiciones o marcas recortando el recorrido en una competición, muy triste. Siempre vas a saber que no eres capaz de hacerlo mejor y que compitiendo en igualdad de condiciones no podrías hacer esas marcas.

Pero hablando de una manera más concreta del Trail Running, se me ocurren otro tipo de trampas que comentar. Cierto es que no siempre son intencionadas, pero no dejan de saltarse el reglamento. Las que más veo son casi siempre relativas al material.

Siempre antes de acudir a una competición, leo el reglamento de la misma, no solamente con la intención de obtener información sobre recorrido y horarios, si no también para conocer que puedo y que no puedo hacer en carrera. Y he visto más de una y más de dos carreras en las que establecen un «material obligatorio» (no recomendado, obligatorio) que yo me preocupo de llevar, para que luego no haya ningún tipo de control del mismo y veas constantemente a gente que se lo salta a la torera.

Si una carrera establece sistema de hidratación o vaso obligatorio ya que no van a dar vasos en el avituallamiento (medida con la que estoy totalmente de acuerdo) para recudir la contaminación, ¿porque hay gente que sigue sin llevar nada y bebe a morro voluntariamente? Puede ser un hecho más o menos importante, pero si todos competimos con las mismas normas, es para cumplirlas… Lo mismo pasa con recibir avituallamiento o asistencia en zonas no permitidas…

Para terminar, un ejemplo personal. Transvaldeónica de este año, decido salir a correr con bastones, sobretodo para la subida a Collado Jermoso. Mi mujer y mis padres van a estar viendo la carrera y mi padre se va a acercar a la bajada por la canal de Remoña. Es una zona donde previsiblemente no necesitaré ya mucho más los bastones y me ofrece que se los dé. Pues, como antes de la carrera un compañero me había informado que no se podía por cuestión de reglamento, yo no se los doy y me los llevo conmigo toda la carrera. Hice el puesto 50º, no tiene ningún valor a nivel clasificatorio para la competición, no voy a ganar ni mucho menos, pero mi satisfacción por competir en igualdad de condiciones con los demás prima por encima de todo.

Seguro que en alguna ocasión, sobretodo en las primeras carreras, habré hecho algo que desconocía, no lo sé seguro. Pero si sé que cumplir las normas me parece uno de los valores fundamentales del deporte y que todos podemos tener un mínimo despiste perdonable, pero hacerlo voluntariamente o porque dicha norma no nos parezca bien… En ese caso nadie te obliga a participar.

Un comentario en “Trampas en el deporte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *