CompeticionesCrónicas

Transcandamia 2019. Una de Strava por favor.

Transcandamia19

¡Cuánto tiempo sin vernos (o leernos)! ¡Feliz año! ¿O ya es tarde para eso?

Han sido unas duras semanas de fiestas, comilonas y reuniones familiares. Han sido días sin tener un rato para pasarme por aquí, ni para nada prácticamente, aunque sí que publicamos nuevo vídeo en el canal sobre el fin de año, recomendable. Ahora volvemos a la carga con la crónica de la Transcandamia que corrí el pasado domingo.

Pero, ¿habrá video de la Transcandamia en el canal? ¡Sí! Ya lo tenéis disponible en esta misma entrada, un poco más abajo. Y sin más preámbulos entramos en detalles.

¿Cómo me encontraré?

Esa era la pregunta antes de tomar la salida en la carrera. Sabía, por el Urban Trail, los cross y las San Silvestres, que podía correr rápido y que es una carrera bastante rápida y menos montañera que otras. Pero también tiene muchos tramos de subida y las sensaciones de las últimas tomas de contacto en carrera con la montaña no eran excesivamente buenas.

En octubre, The Hills y diciembre Matallana me habían pasado por encima. Eso sí, fui a las dos en plena pretemporada y desde entonces había entrenado bastantes semanas seguidas. Mi idea era, y fue, hacer mi carrera, sin pensar en exceso en el resto de la gente.

Había estado mirando los tiempos que hice el año anterior y, si no me equivoco, me había salido ritmo medio de 5,51 min/km. Este año había cambios, pero el objetivo era llevar un ritmo medio inferior a ese y tenerlo como referencia. Si soy sincero, luego en carrera apenas miré el reloj y fueron las piernas y la cabeza las que mandaron.

Avituallamientos

Aquí estaba otra gran duda. He dejado de lado los geles. Es una carrera rápida, ¿que haré? Después de pensar, lo tuve claro. Hay dos avituallamientos en carrera, me parecen suficientes para el líquido y comer algo, me llevaré una pastilla de sales que nunca está de más. Comeré lo que me pida el cuerpo (forzando un poco antes de tener necesidad).

Salió perfecto. En el primer avituallamiento me tomé la pastilla de sales, media botella de agua rápidamente y un cacho de plátano mientras encaraba la siguiente subida. En el segundo, un vaso de isotónico, más agua y otro cacho de plátano de propina.

La carrera. Salida rápida

Tenía claro que podía correr a ritmos rápidos y que los primeros metros son de rodeo para estirar la carrera. Por lo tanto, estaba claro, había que salir adelante. Me sitúo detrás de Diego, Guzmán y un par de corredores más que tiran por delante, en un grupo de 5. Pienso en aguantar ahí hasta llegar a los pinos, siempre y cuando no vea que me estoy pasando de vueltas. Pero no es así, voy «cómodo» y consigo llegar al primer descenso en esa posición.

Ahí comienza otra carrera, toca enfriar la mente de la rápida salida y pensar que ese no es mi ritmo para este momento, que aún queda mucho y que en la parte final se puede correr rápido y quiero llegar con piernas. Veo por delante al grupo cabecero que se van alejando, excepto Guzmán que decide hacer una croqueta y revolcarse por el suelo en una bajada, aún así se levanta, echa a correr y no le he cogido… Le pregunto desde atrás que si está bien y sin problemas.

En esa primera bajada ya pierdo posiciones frente a la gente que se lanza bajando, igual que en las siguientes subidas, hasta que todo se estabiliza. Calculo que iré en la posición 15 aproximadamente, pero no me preocupa, sigo pensando en encontrar mi ritmo ya que el principio siempre me suele costar un poco.

Nos acercamos al primer avituallamiento y, excepto que se me salían continuamente las gomas de los cordones de las zapatillas (tengo la lengüeta algo dada de sí por lo visto), no me veo con ningún problema. Un par de paradas rápidas aprovechando dos cuestas y solucionado.

Punto de inflexión

Llegó el primer avituallamiento y ya estamos estabilizados en un grupo de gente que, mas o menos, vamos siempre juntos. Unos bajan mejor, otros ganan subiendo, pero vamos prácticamente en grupo. Yo empiezo a encontrarme cada vez mejor. Llevamos un ritmo que me gusta y poco a poco veo que algunos de nuestros acompañantes o gente que va por delante van haciendo la goma.

Me fijo en uno de mis acompañantes, parece que es el que mejor va de fuerzas, junto a mi, me suena su cara, seguimos avanzando juntos casi sin despegarnos.

De repente, encuentro a Diego parado en una bajada, le preguntó si está bien, me dice que es un pinchazo y que no puede correr, una pena, este año había muchas esperanzas en él. Pero no te preocupes, nos quedan muchos años para volver.

Los kilómetros van pasando, y los «rivales» se van descolgando, algunos que se quedaban subiendo y nos cogían bajando ya no nos alcanzan y se acerca la zona más rápida de la carrera. Subimos la última cuesta dura, y desde un poco antes de dicha zona ya sólo vamos mi acompañante y yo, y parece que bastante frescos. ¡Coño! ¿Este no es el que iba conmigo el año pasado por aquí también?

Echamos a correr, sabemos que es una zona para ir deprisa y así lo hacemos, buen ritmo. Voy a preguntarle: – ¿Te llamas Carlos? – Si, ¿y tú? – Yo, Iván, ya decía que me sonabas, fuimos juntos ya el año pasado casi toda la carrera. – Anda, así que corremos parecido.

Desde aquí intercambiamos opiniones y ayudas de vez en cuando. El año pasado había entrado antes que él, ya que se quedó en la última subida, este año será diferente.

Últimos kilómetros, llega el lío

Nos acercamos a la zona de las antenas. Últimas subidas, una zona en ligero descenso y ya nos quedaba poco para llegar de nuevo a la urbanización y subir la Anibalada. Veo a lo lejos una camiseta del Fisiorama, parece Sergio. Le acabamos cogiendo, él como siempre animando, le adelantas y te anima, así da gusto.

Seguimos las marcas, unos cuantos cambios de dirección, pero vamos atentos y no tenemos ningún problema. Hacía ya unos cuantos kilómetros que nos habían dicho que un chico, que en teoría iba primero, había sido descalificado por saltarse parte del recorrido, aunque parece que seguía en carrera. Detrás venía Guzmán, para mi gran favorito, sabiendo que realmente iba primero porque el otro estaba descalificado 100%. Cuento con que ganará seguro.

Nosotros seguimos a lo nuestro, vamos camino de hacer un buen tiempo. Seguimos viendo a Sergio por detrás nuestro y ya no vemos a nadie por delante, parece que todo acabará así. Llegamos a la última subida a los chalets antes de la meta y ya veo que voy un poco justo de piernas. Para correr en llano o bajando me llegan, pero subiendo no voy todo lo bien que me gustaría.

Último descenso, y encaramos los tramos de subida de cara a la meta. Mi acompañante, Carlos, se escapa por delante, miro para atrás y ya no veo a nadie, voy a darlo todo hasta meta, pero también a disfrutar. Sufro los últimos metros y llegamos a la última subida. Bastante gente a los lados, Alba y mis padres, como siempre, animando. A ellos se le une más gente.

Aplaudo, sonrío y disfruto. No voy sobrado de fuerzas, pero hago un gesto a la gente para que griten más y me hacen caso (será la primera vez…). Voy camino de bajar el crono y el ritmo con respecto al año pasado. También mejorar la posición, me cantan un 8º puesto.

Al llegar, ya bastante cansado, comparto palabras con mi familia y conocidos, llega la sorpresa. Ha ganado Ous. ¿Cómo? Pero si Guzmán le sacaba bastante. No sé, están ahí mirando que ha podido pasar. Por suerte, al final de aclara la cosa, Ous se ha pasado un cruce y ha recortado. Posteriormente nos enteramos que no es el único. Han cogido un sendero recto en vez de hacer un giro y han acortado unos cuantos minutos.

En este punto poder ver el recorrido con el GPS del reloj ayuda mucho, acuerdan que lo ha echo mal y queda descalificado. Todos subimos un puesto, al final seré 7º.

Días después miro mi track y lo comparo con alguno que veo por Strava, hay gente que se pasó el cruce y volvió hacía atrás, como Oriol o el propio Guzmán, pero otros tiraron recto y acortaron. No es culpa de nadie, pero se hizo lo que se tenía que hacer.

Una de Strava por favor.

Icono Camara Leonoticias – Transcandamia 2019

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *