Personal

Semanas de cambio

Entrenamiento

En este blog, además de hablar de temas más genéricos sobre entrenamiento o carreras, también me gustaría hacer algunas entradas sobre mí, sobre como van pasando los días o las sensaciones que tengo, algo parecido a un diario, pero más espaciado en el tiempo.

Actualmente llevo unas semanas de cambio, no compito desde el mes pasado en la Carrera por Montaña Fernando Casquero en Sanabria. No fue una carrera que se me diera especialmente bien, pero tampoco me quejo, un puesto 11º en la general y 4º en mi categoría.

Ya conté un día por Instagram que esta carrera tuvo una peculiaridad, y es que los premios no eran acumulables, por lo que al entrar el primer senior en 2º posición absoluta le entregaron solamente ese premio, y al correr el resto de posiciones me dieron premio como supuesto 3er Senior Masculino. Es la primera vez que veo que ocurre algo así. He visto competiciones dónde solo entregan premio por categorías y no a la clasificación absoluta, pero esto nunca.

Aparte de esto, hemos seguido con los entrenamientos, salvo la pasada semana donde acumulé apenas 3 horas y media de preparación, ya que operaban a mi mujer, pero felizmente salió todo genial y eso es lo más importante.

Se juntó este hecho con un cambio de empleo que hizo que tuviera una semana más que movidita. Pero no debemos conformarnos nunca y debemos hacer los cambios que estén en nuestra mano para mejorar la calidad de vida y es lo que he intentado con este cambio, tener más tiempo y más recursos para dedicarme a lo que realmente me gusta.

Con lo que he entrado en esta semana, supuesta semana de competición, con intención de organizarme ya como una semana normal. Debía descansar el miércoles, en función de las sensaciones, y como días fijos el viernes y el sábado, de cara a la competición.

Hasta que ayer mismo nos han comunicado que se suspende la carrera del fin de semana, el Desafío Babia-Ubiña en San Emiliano. No es una carrera que hubiera preparado especialmente pero, cuando tienes un objetivo fijado, siempre es una faena el no poder acudir a él. No voy a analizar mucho los motivos que nos han dado, pero que uno de ellos haya sido la falta de permisos a escasos cuatro días del comienzo de la competición no me ha gustado nada.

Por tanto, he vuelto a cambiar los planes y añadir hoy miércoles, el viernes y un día del fin de semana de entrenamiento, para hacer la semana completa de los seis días que entreno habitualmente. A ver si de aquí en adelante nos asentamos un poco.

Pero, como no hay mal que por bien no venga, y ya que no voy a competir, salvo cambio drástico, hasta el 12 de agosto en Villalfeide, he valorado con mi entrenador añadir una segunda competición en agosto y estaré en la Transvaldeónica el día 25. Es una carrera a la que iré a disfrutar, considero que 13 días entre una y otra es un periodo un poco corto para dar el máximo en las dos, pero llevo años queriendo ir. Me encanta esa zona, y no me surgía la oportunidad. Este año no me lo he pensado y disfrutaremos el fin de semana completo por Picos de Europa.

Como conclusión, voy a aprovechar este parón para volver a coger forma óptima de cara a hacerlo lo mejor posible en Villalfeide, intentando acumular buenos entrenamientos, que últimamente me está costando un poco, alternando días especialmente buenos con días en los que estoy muy cargado.

Intentaré hacer alguna entrada más como ésta en las próximas fechas para que sigáis mas de cerca la preparación de cara a las siguientes competiciones, aunque siempre en mis redes sociales suelo ir informando de novedades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *