Opinión

¿Machismo en el deporte? No, ¡qué va!

Cross León 2016

Uf, ¡cuánto tiempo hace que no me pasaba por aquí! Y no es por falta de ideas, más bien por falta de tiempo. Llevo unos días que no he sacado tiempo para nada, ¡casi ni para entrenar! Pero por fin he conseguido organizar un poco todo y volvemos a la carga. Leyendo esto, cualquiera diría que llevo meses sin escribir, y han sido unos días, pero lo echaba de menos ya… Vamos a ello.

En muchas ocasiones se me ocurren temas sobre los que me gustaría dar mi opinión, pero siempre hay algo que me frena. Probablemente ese algo sea que haya gente que se moleste conmigo o que se tome como personal mi opinión. Pero, creo que es muy importante tener unas ideas claras y defenderlas, unos principios. Y sobretodo en temas serios, como es el de hoy, nunca deberíamos callarnos.

Una sociedad es machista

Aunque digamos que no, os podría poner decenas de ejemplos en los que el machismo está presente en la sociedad. Todos, incluso las propias mujeres, y, a veces, sin darnos cuenta tenemos actitudes machistas en nuestro día a día. Incluso el lenguaje utiliza palabras realmente machistas a diario. ¿Quién no ha oído alguna vez la frase «eres una nenaza»?

Eso sí, la idea de este blog no es hablar sobre generalidades. En ese caso hablaríamos de ideas políticas, religiosas o de otras muchas índoles. El blog está orientado al deporte y, más concretamente, al Trail Running. Vamos a ir cerrando el círculo.

El mundo del deporte

Hace unos días ya leí a través de un diario deportivo unas declaraciones de un entrenador de fútbol sobre el estado del césped en el que habían jugado. Y nos deleitaba con estas palabras: «No es una excusa, pero no se debió jugar, los futbolistas parecían bailarinas». ¿Bailarinas? ¿No hay bailarines también? Pero claro, si lo acompañamos, como hizo, con un gesto ridículo, pues queda mejor…

No me interesa ni diré nombres concretos, ni en este ejemplo ni en otros que utilizaré más adelante, para que nadie piense que estoy en contra de nadie, sólo quiero visibilizar el problema y quitar esa normalidad con la que se ven ciertas cosas.

Y ya ni hablar de diferencias de salarios. Y no me voy a meter con los clubes privados, sea del deporte que sea, porque no dejan de ser empresas y se sacaría el tema derechos de televisión y demás… Pero, ¿en competiciones a nivel federaciones internacionales? ¿Porque en un mundial de fútbol que organiza la Federación Internacional el equipo ganador masculino gana 38 millones de dólares y el femenino 2 millones? Si no equiparamos dónde podemos equiparar, no lo van a hacer los clubes privados.

Machismo en el Trail Running

Y aquí quería yo llegar… Porque los ejemplos que he utilizado hasta ahora para otros deportes (y hay infinidad de ellos) parece que nos tocan de lejos. Pero algunos temas que mencionaré aquí los he vivido en primera persona o me tocan más de cerca. Aunque podría estar mucho tiempo escribiendo, me voy a centrar en tres puntos o ejemplos que he visto recientemente.

Primero, algo general en todas las carreras. Línea de salida, los «gallos» y «otros que no lo son» se colocan en primera línea, todos quieren salir bien colocados, cuando de repente, ¿qué hace aquí una mujer? Si éstas corren menos, que se vaya para atrás. Eso sí, del típico que se pone en primera fila para quedar el 150º en la carrera nadie se extraña… Pero siempre hay malas miradas hacia las féminas que se colocan delante.

En más de una carrera que he corrido, y alguna recientemente, me pongo en segunda fila cuando sé que la primera no es mi sitio. ¿Porque? Primero por cuestión de respeto, porque igual que me parece bien que los hombres que corren más que yo y van a disputar la carrera por delante de mí, creo que las mujeres que van a disputar entre ellas puedan salir igual de bien colocadas. Si, aunque sea una carrera en León, donde todos nos conocemos y sepa que normalmente llegan detrás de mi. Me da igual, van a estar arriba y merecen poder salir bien posicionadas. Mejor que yo que intentaré entrar en el top-10.

Segundo, las mujeres y las flores. Y este punto lo voy a enfocar con una pregunta directamente, ¿es necesario que una mujer que viene de revolcarse por el barro, de caerse, de sufrir con la montaña tenga una flor esperando en meta? Claro, como son princesas y son más débiles hay que darles un premio extra por acabar la carrera, no vaya a ser que se le rompa una uña…

Y por último una de mis favoritas. La discriminación disimulada. Hablamos de una carrera y su reglamento. En él se definen las categorías por edades para definir las clasificaciones y los premios, y nos añade una coletilla preciosa:

«Para que una categoría se lleve a efecto, ha de haber un mínimo de 3 corredores o corredoras que hayan tomado la salida y finalizado la prueba. De no ser así la categoría quedará desierta.»

Perfecto, todos sabemos que es difícil que no se llenen las categorías masculinas, incluso sería discriminatorio para las de edades más avanzadas por ser menos normalmente los participantes. Pero, ¿para las mujeres? Si a veces ya vemos pocas participantes femeninas, vamos a desmotivarlas más para que ni vayan. O mejor aún, que completes la prueba igual que cualquier hombre, pero como sólo sois dos… En fin, que triste me parece…

Como he dicho ni he mencionado personas, ni carreras, ni organizaciones… No quiero con esto crear polémica hacia nadie, sólo pretendo concienciar de lo importante que es este tema y espero que sirva para algo.

Y con esto me despido. Como siempre gracias por leerme y recordad que todos merecemos el mismo respeto, porque todos somos iguales.

Icono Camara Cross Ciudad de León 2016

2 comentarios en “¿Machismo en el deporte? No, ¡qué va!

  1. Al respecto de los premios para categorías yo los quitaría directamente en las carreras populares donde daria únicamente para los 3 primeros de la general (masculino y femenina). No entiendo tanta mamarrachada de podiums y regalos en las carreras que ya parecen romerías o tómbolas de fiesta de pueblo. En cuanto al machismo dale tiempo…..mucho tiempo…..varias generaciones y se corregirá. Un abrazo Ivan

    1. Puede ser que en carreras populares, sobre todo festivas como San Silvestre y demás los premios sobran… En cuanto al resto, espero que tengas razón, pero yo hay más aspectos en la vida que creía que mejorarían con las generaciones y veo que vamos a peor…

      Un saludo y gracias por pasarte!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *