Opinión

La unión no siempre hace la fuerza

Alto Sil 2018

Ya me tenéis por aquí después de unos cuantos días sin publicar ninguna entrada. Como sabéis suelo hacer una crónica después de las carreras con lo ocurrido. También habréis observado que no ha habido ninguna sobre el Cross Ciudad de León. El motivo es que al ser una carrera tan corta y rápida no tiene mucho que contar ni mucho que detallar. Por otro lado aquí podéis ver el vídeo que subí a mi canal de Youtube donde sí comento algo al final del mismo y creí que con eso sería suficiente. Os recomiendo que lo veáis porque ha quedado bastante entretenido.

Y ahora vamos a entrar en la materia del tema de hoy. Imagino que el título de la entrada no os haya resuelto muchas dudas sobre el tema que quiero tratar en el día de hoy. Y no es otro que la «disputa» de varias pruebas deportivas en el marco de una misma competición. Es decir, cuando vamos a una carrera con varias distancias o con varias modalidades (Trail, MTB, andarines…).

Puntos a favor y en contra

Antes de nada, no existe una opinión fija en este tema, más bien es una opinión que puedo dar después de cada competición en sí, porque es algo que depende mucho de la organización. La idea de esta entrada es que cada uno valore y saque sus propias conclusiones en torno a esto. Lo que sí tengo claro es que cada vez es más raro acudir a una competición que tenga una sola modalidad. Y hay varios puntos a favor y en contra de esto.

Puntos a favor:

  • El ambiente. Sin duda la posibilidad de elegir distancia o modalidad hace que el rango de deportistas con posibilidades de acudir se aumente y sea beneficioso para el ambiente de la propia carrera. Una carrera con varias distancias y en varios horarios y días hace que la localidad donde se disputa sea una fiesta.
  • Conocer otras distancias. Quizás gente como yo, que aún no me excedo de 30 kilómetros en competición, vemos muy de lejos pruebas como maratones, ultras… Y de esta manera podemos observar de cerca cómo afrontan la competición los participantes de esas distancias y tomar nota para cuando demos el salto, que lo daremos.
  • Disfrutar otros deportes. Son varias las pruebas del calendario que juntan Trail y MTB. Esto nos permite también disfrutar de otro deporte que, muchos de nosotros, también practicamos como parte de nuestro entrenamiento semanal.

Puntos en contra:

  • Dificultad para situarse en carrera. A veces es complicado cuando se juntan varias distancias del mismo deporte saber en que posición nos encontramos o quienes son nuestros «competidores».
  • Diferentes señalizaciones. Es importante estar atento cuando los caminos de varias distancias se juntan o se separan en algunos puntos. Nos podemos ir por el camino equivocado fácilmente.
  • Adelantamientos. En ocasiones las carreras se unen y provoca que los más rápidos de una de ellas y los más lentos de la otra se junten y se produzcan varios adelantamientos.
  • Avituallamientos. Si confluyen varias pruebas en un mismo avituallamiento, puede ser que en determinados momentos se sature de gente.

La organización

Sin duda alguna, algunos de los puntos en contra que vemos aquí arriba pueden subsanarse con una buena organización. Es importante que la gente que esté detrás de una carrera sepa darle la importancia que tiene cada una de las modalidades que organiza y valore que todo el mundo que participa en la misma tiene los mismos derechos.

En estos casos suele ser muy útil la utilización de colores para diferenciar dorsales o señalizaciones. La presencia de voluntarios también ayuda en el caso de los avituallamientos o los cruces en los que confluyan varias distancias. Es verdad que es algo que sí estoy viendo últimamente.

Los participantes

Pero no todo es cosa de la organización. Y este es el punto al que más me interesaba llegar. Los participantes, los corredores, los ciclistas… ante todo tienen que tener respeto. ¿Porque digo esto? Porque uno de los puntos en contra que hemos visto anteriormente y, para mí, el único en el que no puede asumir la responsabilidad la organización son los adelantamientos.

Pero estos adelantamientos no son exclusivos de competiciones en las que se unen varias pruebas, también los vemos en pruebas con un recorrido de varias vueltas al mismo circuito. Es un tema que en privado he hablado en varias ocasiones y que he recriminado en alguna ocasión a algún corredor. El hecho de que tú vayas más rápido que otra persona, y más en carreras populares, no significa que esa persona tenga que pararse, ponerte la alfombra roja y dejarte pasar. Esa persona ha pagado igual que tú una inscripción y tiene los mismos derechos.

Como digo, es algo que ya he hablado en varias ocasiones, pero me lo ha refrescado recientemente mi entrenador cuando vio el vídeo que os comentaba anteriormente con el resumen del Cross. Me dejaba un comentario diciendo que le gustaba la manera que tenía de doblar a la gente. Y es algo en lo que tengo especial cuidado. Si tengo que apartarme, reducir la velocidad y esperar a un tramo más apto o simplemente abrirme por fuera en una curva lo haré, soy yo el que tiene la necesidad de pasar y no tengo porque entorpecer a otros participantes. Como también es obvio que a una persona que se aparta voluntariamente para dejarnos pasar no nos cuesta nada decir un «gracias».

Conclusiones

Como comenté anteriormente es imposible sacar una conclusión universal para esto y como todo en esta vida, depende. Y fundamentalmente depende de las personas, como casi siempre. Si todos los que nos reunimos alrededor de la competición somos respetuosos y nos comportamos como debemos las cosas saldrán bien. Si las cosas se hacen mal y con poco respeto, pues será un caos.

Como siempre tenéis la caja de comentarios para que me dejéis opiniones, anécdotas… Lo que queráis.

Y aunque diga en el título que la unión no siempre hace la fuerza, está en nuestra mano que sí que sea así.

Icono Camara Aida de los Ángeles – Alto Sis 2018

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *