CompeticionesPersonal

¿A que competición me apunto?

Salida Truchillas

Cada año vemos competiciones que llegan, competiciones que se van y algunas que se mantienen con los años. También vemos otras que se suspenden a escasos días u horas de celebrarse bien sea por cuestión de permisos, por falta de gente u otros motivos. Y en todo esto estamos en medio los corredores, siempre dispuestos a opinar, a criticar, a decir todo lo malo de cada carrera.

En esta entrada simplemente pretendo dar mi opinión, sin entrar a valorar ninguna carrera en concreto, y siguiendo un poco la lógica que rodea cada evento. Es cierto que, en petit comité, siempre comento lo que me gusta o no de cada carrera o evento al que acudo. Pero creo que, criticar por criticar, a gran escala, es un absurdo y ganas de buscarte enemigos en un deporte en el que lo que más prima, y tiene que continuar siendo así, es el buen rollo.

¿Por qué afirmo ésto? Porque si una carrera no te gusta, te parece cara o crees que dan una mala bolsa del corredor, siempre tienes la opción de no apuntarte y no acudir. Yo mismo he descartado competiciones, y descartaré más en mi vida, por parecerme que el precio es caro, que la bolsa del corredor es ridícula o que se abusa de la fiebre del Trail Running actual.

Pero también soy consciente de que todas las carreras no son iguales. La principal diferencia está y estará en la organización. No es lo mismo una carrera organizada por una empresa que, como es normal, busca sacar beneficio, como cualquier negocio que se precie, a una organizada por una asociación vecinal, un grupo de montaña… Si el organizador no quiere obtener nada más allá de que la gente conozca su pueblo y sus montañas, podrá invertir el 100% de los recursos en el corredor.

Tampoco me quiero olvidar de los apoyos externos. Ayuntamientos, Diputaciones o patrocinadores, entre otros, marcan la diferencia a nivel económico entre unas pruebas y otras.

Si que es cierto, que soy un poco reacio a que las Administraciones Publicas que organizan directamente un evento, supuestamente popular, cobren precios desorbitados por la inscripción a una carrera, venga quien venga y den los premios que den ya que deberían fomentar el deporte. Pero esto es una reflexión personal.

Sin embargo creo, sin duda alguna, que lo que hace que una carrera sea grande o no son las personas. Tanto las personas que forman parte de la organización, voluntarios, como la cantidad de gente que acude a verla o a la comida post-carrera son quienes dan ambiente a una prueba, y es lo que creo que acaba atrayendo a más gente.

Y por eso es una lástima cuando vemos competiciones que, cumpliendo claramente las expectativas de recorrido, precio, bolsa del corredor… están faltas de ese ambiente. Porque cruzar una meta sin nadie alrededor es una lástima, aunque yo siempre llevo una animadora de lujo conmigo.

Mi conclusión en todo esto es que deberíamos valorar todos los matices que rodean a un evento antes de criticar, y si no te gusta siempre tienes la opción de no acudir, nadie te obliga a ello.

Icono Camara Organización – Carrera por Montaña Truchillas 2018

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *