Entrenamiento

Quedada Trail Villalfeide

Quedada Villalfeide

Como ya comenté por las redes sociales, el pasado domingo, y debido en parte a la suspensión del Desafio Babia-Ubiña que tenía previsto competir, acudí a la primera quedada que se organizaba este año en Villalfeide con motivo del Trail que allí se celebra el día 12 de agosto, y al que acudiré.

No sé si realmente llamarlo quedada o reunión de amigos porque fue lo que realmente ocurrió allí. Muy buen ambiente, buen rollo y un inmejorable trato por parte de los organizadores, incluyendo un avituallamiento al volver al pueblo para recuperar fuerzas. Días así, en los que disfrutas de la montaña rodeado de buena gente, son los que hacen la afición por este deporte y los que tanto nos hacen disfrutar después de tantos entrenamientos en solitario.

En cuanto al recorrido, nuevo este año con la inclusión del Valle del Marqués, me ha parecido más duro que el de otros años y, en mi opinión, más técnico, hecho que no me viene especialmente bien a mi como corredor.

La primera parte es la misma que otros años, casi hasta llegar a la altura donde estaba situado el primer avituallamiento. Pero desde aquí es donde se producen las modificaciones. La primera de ellas, la inclusión de la Canal del Tejo. Una subida de unos 600 metros de desnivel que nos dejará sin aliento. La principal diferencia de esta subida con el tramo de otros años, es que no tiene un sendero fijo, al menos que yo lo viera, se trata de subir y subir y subir, y siempre por tramos de rocas, escobas… Poco cómodos digamos, que hacen que sea más dura si cabe.

Una vez que llegamos arriba, un pequeño sube y baja un poco más cómodo que el tramo anterior, y enlazamos con la subida «normal» al pico ya casi llegando a la falda del mismo. Seguimos el camino habitual hasta que nos quedan unos 200 metros de desnivel para llegar, donde nos desvían para entrar en el Valle del Marqués. Decir que este tramo no pudimos hacerlo, ya que sólo tienen permiso para el día de la carrera. Por las explicaciones que recibimos ese tramo consiste en una bajada de unos 200 metros de desnivel negativo para volver a encarar el Polvoreda por la parte trasera con una subida de unos 400 metros (los que nos quedaban más los que descendimos) en un tramo de unos pocos kilómetros.

Una vez coronado, tendremos prácticamente todo el desnivel positivo hecho y nos quedará la bajada. El descenso si que es parecido o similar al de otros años, exceptuando que, al introducir estas modificaciones en el primer tramo de la carrera, ya no cruzamos la carretera que sube a Correcillas y, por tanto, no pasamos por la zona de la escombrera, se baja directamente al pueblo de Villalfeide para lo que será, seguramente, un acalorado recibimiento de los aficionados que allí se juntan.

En resumen, carrera más dura y posiblemente más técnica que otros años, pero también más bonita, que seguro que disfrutaremos todos los que participemos, tanto en el Trail como en Le Petit, la opción más corta para los que se inician en este apasionante mundo.

Icono Camara Organización Trail Villalfeide

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *