CompeticionesCrónicasEntrenamiento

Acabando el año como siempre: San Silvestres.

Depa

Y sin darnos casi ni cuenta ya estamos en 2020, ¡feliz año a todos/as!

Y aquí estoy escribiendo esto, unos días antes de una nueva competición, Transcandamia, con la que comenzaremos el año de competiciones como ya viene siendo tradición los últimos 3 años.

Pero antes quería contaros brevemente cómo fue el final de año a nivel de entrenamientos y carreras.

Este año no tenía muy claro que San Silvestres correr, porque los planes de Navidades los hicimos a última hora, pero tenía claro que quería correr una o dos por lo menos. Sobretodo porque la pasada temporada, con el proyecto de Redes Trail de por medio, acabó más tarde que otros años. Por lo cual, la etapa de descanso también fue más tardía y el comienzo de los entrenamientos igual. Esto me lleva a que estoy haciendo entrenos muy suaves a estas alturas, más que otros años, y apenas estoy trabajando intensidades altas. Una o dos pruebas de este estilo me darían un pequeño repunte de cara a una carrera rápida como Transcandamia y son el complemento que necesitaba a los entrenamientos que estoy haciendo. Y las elegidas fueron la Sansicombi de Boñar y la San Silvestre de Palencia.

Sansicombi Boñar

El día que vi el cartel me llamó mucho la atención, pero hasta la última semana no sabía si tendría libre ese día para acudir y finalmente así fue. La idea es genial y si se realiza en sucesivos años creo que no fallaré. Se trata de una San Silvestre con dos partes. Por la mañana una carrera de Trail de 6k con 360+ y por la tarde una clásica de asfalto con 2,5k.

Y no defraudó. La carrera de por la mañana es una autentica calentada. Si contamos que hay que hacer ese desnivel en tan pocos kilómetros y que más de 1,5k de subida y 1k de bajada son prácticamente llanos, nos quedan unos kilómetros con mucha pendiente, tanto para arriba como para abajo. Y con corredores como Kevin Viñuela o Manuel Mediavilla la cosa no fue una broma.

En la etapa mañanera hice un 6º puesto. Un inicio de carrera en el que siempre me mantuve en un grupo con otros dos corredores, con cuatro escapados por delante que no pudimos seguir en la subida. Una bajada realmente complicada en la que me situé 7º tras dejarme atrás mis dos acompañantes (malditas bajadas…) y un último tramo llano en el que me vi con piernas, pero que me hubiera gustado un poco más largo ya que sólo me dio tiempo a recuperar un puesto, pese a que iba recortando distancia y viendo hasta al 4º corredor. Lo dicho, al final 6º y bastante contento, sobretodo por lo que suponía de cara al entrenamiento.

Complementé la etapa de la mañana con un calentamiento un poco largo y un trote posterior, de cara a sumar minutos ya que me hubiera tocado una tirada un poco más larga ese día.

Tras una ducha, un recuperador y la comida, esperamos a la carrera de asfalto. Lo que en principio eran 3k, nos avisaron que serían 2,5 antes de la salida, por lo que habría que intentar correr rápido, al menos lo que las piernas nos dejasen. Poco tengo que contar, salí a darlo todo y así fue hasta la meta. Una carrera en la que, a excepción del ganador, estuvimos todos realmente pegados porque la distancia no permitía distanciarse más y en la que conseguí llegar 5º.

Tras la suma de puntos de ambas carreras un 5º puesto general. Al no ser los premios acumulables, nos dejaban elegir uno de los dos premios (o prueba combinada o asfalto) y acabé llevándome una cesta a casa como 3º en la prueba de asfalto. Una organización excelente, sencilla y gratuita que nos deja con ganas de más el año que viene.

San Silvestre Palencia

Y tras el calentón del domingo 29 en Boñar, el 31 nos desplazamos a Palencia a pasar la Nochevieja y correr su San Silvestre. Día frío, con mucha niebla y en el que la hora de celebración de la prueba (18:00) no ayudó a subir mucho la temperatura. Recogimos dorsal, una foto y un ratito de charla con Depa, que estaba por allí de animador de la prueba, y a calentar.

Calentamiento muy corto porque estaba atento a la zona de salida para coger una «buena posición» y tuve que entrar con mas de 20 minutos de antelación. Un tiempo de espera en el que el frío hizo mucha mella. Y es que el entrecomillado anterior tiene un significado. Porque la buena posición era buena entre las realmente malas. Las condiciones de la carrera establecen 3 cajones de salida, siendo los dos primeros muy restrictivos con los corredores de Trail que no somos de allí y que nos relegan al Cajón C, saliendo después de más de 400 personas.

No discuto que, con tanta gente, no sea necesario hacer dichos cajones. Pero, lo normal, es que esos cajones vayan por marca y no por otro tipo de requisitos bastante cuestionables. Y no lo digo tanto por mí ya que una media de 3:29’/km (es la que me salió en carrera) tampoco es nada del otro mundo, pero al lado mío había otro corredor de Trail que venía de correr por debajo de 3:20’/km en Salamanca… Y delante de nosotros había niños, gente disfrazada, gente de categorías altas que corría bastante más despacio… Sumado a que en carreras tan cortas, salir 300 o 400 metros más atrás se nota mucho…

El caso es que la salida fue un caos de gente que tuvimos que solventar como pudimos y hacer un desgaste en el primer kilómetro muy alto para ir adelantando. Al final un puesto 81º que me deja contento, sobretodo por el tiempo realizado.

Eso sí, es una carrera que merece la pena correr algún año. Tiene un ambiente espectacular. El paso por la zona más céntrica de Palencia es una pasada, con un pasillo enorme de gente viéndola y animando. Muy recomendable.

Y con esto me despido hasta la siguiente crónica. No sin antes recordaros que hay nuevo vídeo de ayer mismo en el canal de YouTube, en el que hablo de mis zapatillas para esta temporada 19/20, ¡no dejéis de verlo!

Nos vemos el domingo en Transcandamia 2020, carrerón con un nivel espectacular este año…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *